La limpieza y el mantenimiento de un robot aspirador


Como elegir un robot aspirador

Una aspiradora automática es un verdadero tesoro en la hora de limpiar el hogar. Pero su rendimiento máximo de limpieza por supuesto sólo se permanecerá cuando se limpia el dispositivo frecuentemente de la manera correcta. En este artículo te mostramos como le puedes agradecer a tu ayudante de todos los días por su gran apoyo y que debes tener en cuenta al respecto de su limpieza y mantenimiento.

Los sensores

Especialmente sensible son los sensores de tu amado robot aspirador. Estos siempre deben estar listos para su uso. Unos de los sensores más importantes, son los contra las caídas. Si estos no están limpios, puede correr el robot un gran riesgo de que la señal sea mal interpretada y no registre bien las profundidades. En el peor caso se puede romper por una caída grave por ejemplo por las escaleras.

Igualmente importante es mantener los sensores laterales limpios. Puede que tu robot vea obstáculos donde no están o peor, tener dificultades y no registrarlos. Talvez chocaría a toda velocidad contra ellos. Por eso recomendamos que permanezcan siempre todos los sensores limpios. Si no lo están, podría dañar el robot tus muebles o atropellar sin querer a tu mascota. La mejor manera de eliminar el polvo y la suciedad de estos sensores es utilizar un paño húmedo que no deje pelusa. Simplemente puedes humedecer con un poco de agua el paño y pasarlo cuidadosamente sobre los sensores. No frotes muy fuerte sobre ellos y no uses para su limpieza productos químicos o alcohol. No es recomendable, ya que los sensores son increíblemente sensibles y se puedes dañar.

La frecuente limpieza del depósito – El polvo y la suciedad

Un robot aspirador aspira el polvo y la suciedad y lo atrapa en un depósito. Para poder seguir absorbiendo la suciedad debes vaciar y limpiar frecuentemente el depósito. Esto se realiza normalmente mediante unos movimientos rápidos. Simplemente puedes tirar del depósito o darle a un botón para poder sacar el depósito y limpiarlo. En caso que tengas dudas puedes echarle un vistazo al manual o ponerte en contacto con el servicio técnico de tu robot aspirador.

Si tienes el depósito en tus manos, puedes vaciar fácilmente todo su contenido sobre un bote de basura o lo aspiras con la aspiradora convencional, si todavía la tienes. Y si al vaciarlo queda algo de suciedad en el depósito, puede ayudarte un cepillito en limpiarlo. A continuación lo pones simplemente devuelta en el robot. Algunos depósitos son aptos para el lavavajillas, pero por favor revisa en este caso el manual o ponte en contacto con el fabricante.

El mantenimiento y la limpieza de los cepillos

También no te debes olvidar de limpiar regularmente los cepillos de tu ayudante. Esto no solo mantiene la potencia de tu robot al máximo, sino también protege el motor de un sobrecalentamiento. Por lo general es suficiente darle al aspirador robótico la vuelta y será visible lo sucio que están los cepillos. La forma más fácil de quitar la suciedad acumulada es frotar con un paño o un cepillo duro contra los cepillos. Pero si quieres limpiar los cepillos profundamente, tienes que desarmarlos con cuidado.

En algunos modelos se hace esto a través de un sistema de conexión fácil y en otros se necesita un destornillador para destornillar el cepillo del aspirador robótico. Así podrás eliminar toda la suciedad acumulada. Simplemente metes los cepillos por un momento en agua caliente y los secas al momento. Por la humedad podrás deshacerte mucho mejor del polvo, las manchas y de los pelos. Pero infórmate antes de hacer esto, si los cepillos son antioxidantes. Porque algunos modelos no lo son. Después del tratamiento tienes que colocar los cepillos con cuidado devuelta a sus lugares. Este proceso te va a resultar después de unas pocas veces mucho más fácil que al principio.

El lugar correcto

Tu asistente personal de limpieza suele necesitar un sitio al que puede regresar fácilmente después de completar su tarea. Debe tener espacio de los dos lados y estar pegado a la pared. Pero cuando se trata de mantenerlo por un tiempo extendido sin uso, porque estas de vacaciones o renovando el departamento, debes guardarlo en un lugar donde no pueda llegar el polvo ni te puedas tropezar con él. Es perfecto si lo envuelves en una bolsa de plástico y lo guardas en un cajón o en un armario para que no se maltrate el robot mientras le das un pequeño descanso.

Especialmente si tienes animales o muchos pelos por toda la casa. Porque si dejas por mucho tiempo el robot parado, es muy probable que con el tiempo entren los pelos entremedio de las ruedas y en los huequitos más pequeños de forma que bajara tremendamente la eficaz del robot. También es importante que mantengas el robot siempre que se pueda horizontal (es decir en la posición natural en la que permanece el robot al limpiar). Porque se pueden dañar las partes sensibles del robot como por ejemplo los sensores que están avezas situados de los lados.

La limpieza y el mantenimiento de la batería

Es muy normal que con el uso frecuente del robot aspirador disminuya el rendimiento de la batería. Esto ocurre generalmente después de unos años y es inevitable. Así que no te preocupes. Esto no pasa por no tener cuidado. Si notas que tu pequeño ayudante de todos los días busca cada vez más a menudo la estación de carga o tienes que llevarlo a mano a su estación, es probablemente debido a la batería. En este caso no debes perder tiempo y comprobar si la garantía de tu robot sigue siendo válida, porque esta es la forma más fácil y barata.

Si este es el caso, puedes enviar el robot aspirador al fabricante y por lo general le ponen una batería nueva sin extra costes. Pero si la garantía ya no es válida, tiene que encargarte por ti mismo. Simplemente dale la vuelta a tu aspiradora. En la mayoría de los casos hay un pequeño sitio para la batería. Normalmente se deja abrir fácilmente con un empujón o destornillando un tornillo para abrir la tapa.

Tienes que desconectar el enchufe de la batería para quitarla. Puedes sacarla y cambiarla por una nueva. Puedes comprar una nueva batería fácilmente atreves del fabricante u ordenar una batería compatible para tu modelo en muchas tiendas online. Simplemente metes la batería nueva en el mismo lugar que la vieja y conectas los cables. Finalmente cierras la tapadera y ya está cambiada la batería.

Consejos generales durante el uso diario

Existen algunos consejos pequeños al respecto, que mejorarán la durabilidad de la carga máxima de la batería. Unas de las cosas más importantes es la primera carga. Antes de poner tu robot aspirador por primera vez en funcionamiento, debes dejar cargar por completo la batería. Esto puede tomar varias horas dependiendo de tu modelo. Tal vez puedes dejar cargar la pila durante la noche.

La carga completa ayuda a que la batería disponga de toda su potencia. Además, no debes permitir que tu ayudante sufra de temperaturas extremadamente bajas o altas. Esto significa temperaturas menos de cero grados o más de 30 grados. Porque podría dañar la cargabilidad.

Por favor, consulta para más claridad de este tema el manual para estar seguro como debes cargar la batería. Como un nuevo móvil Smartphone (siempre que haya la oportunidad). O como antiguamente recomendado (descargar la batería por completo mientras el robot aspirador hace su trabajo y cargarla por completo antes de su próximo uso). Hoy en día existen lamentablemente todavía varios tipos de baterías. Porque cada fabricante define su preferencia.

Como limpiar las ruedas de un robot aspirador

Otro consejo es limpiar con regularidad las ruedas del robot aspirador, ya que el motor puede sobrecargarse si se engancha algo entre las ruedas. Y si el motor siempre andra sobrecargado, se dañará la batería a largo plazo. Además circulara el robot con mucha dificultad mientras está limpiando el hogar.

Para limpiar las ruedas lo más fácil posible, debes quitarlas. Generalmente se pueden aflojar con la ayuda de un destornillador. Simplemente tienes que desatornillar unas cuantas tuercas y ya puedes eliminar toda la suciedad con un paño húmedo. Nuevamente te recomendamos de no usar detergentes fuertes. De lo contrario vas a correr el riesgo de dañar tu querido robot.

La limpieza y el mantenimiento de un robot aspirador – Conclusiones

Para disfrutar por mucho tiempo de tu ayudante robótico, debes limpiarlo con frecuencia. La limpieza de tu robot aspirador es realmente fácil y no requiere mucho tiempo. Además tiene un gran efecto en la durabilidad y potencia de tu robot aspirador.

Por general solo se trata de unos pocos pasos o una breve cepillada. Así se mantiene y se recupera fácilmente la mayor potencia del robot aspirador. En caso que tengas dudas sobre la limpieza, debes leer las instrucciones o contactar directamente al fabricante. Pero lo más importante es un tratamiento adecuado de tu pequeño amigo doméstico y te ayudará por mucho tiempo a mantener tu hogar limpio.

¿Todavía no tienes un robot aspirador en casa y te gustaría comprar uno? Entonces deberías visitar nuestra página de inicio, allí te mostramos los mejores robots aspiradores y encontraras muchos otros datos útiles.